sábado, 14 de agosto de 2010

Verano de conciertos, parte 2: Summer Stage

La semana pasada se presentó Jovanotti en la serie de conciertos que dan durante el verano en Central Park, y como no conseguí quien me acompañara, decidí ir yo sola. Esta no es la mejor idea del mundo; ir sola a un concierto. Los que me conocen lo saben, que generalmente si no consigo quien vaya conmigo prefiero mejor no ir. Será por timidez o no sé qué, pero me gusta compartir con alguien ese partido, concierto, etc., y me parece que si voy sola me voy a aburrir. Por esa misma razón me he perdido muchas cosas en el pasado, pero esta vez decidí cambiar de estrategia. Así que vine a Manhattan en tren, y como era de esperarse durante los fines de semana, hubo cambios en la ruta. Por esa razón, en seguida que crucé de Queens a la ciudad, salí del Subway y me fui caminando hasta llegar al Summer Stage, donde era el concierto.

Yo iba preparada para cualquier eventualidad. Llevaba agua, medio emparedado de roast beef, mi abanico, una sombrilla, etc. Así que me puse a hacer la fila, que era larga, pero como yo tenía todo el tiempo del mundo me armé de paciencia a esperar. Para mi sorpresa, en menos de media hora ¡ya estaba adentro! La experiencia fue diferente por el hecho de que estaba sola y porque aún había que esperar al menos 40 minutos más para que comenzara el concierto. Me comí mi sandwish, me tomé el agua, una pastilla por aquello de que no me diera dolor de cabeza... Y es que hacía un sol brutal, y picaba en la piel como cuando estás en la playa. Yo aguanté y aguanté, pero mejor pasar de ridícula que desmayarme deshidratada, así que con sombrilla en mano me puse a escribir unas notas para este blog. El tiempo pasó mucho más rápido, porque estaba ocupada, y en menos de lo que me esperaba comenzamos el concierto... ¡por fin! Primero cantó Natalia Lafourcade. Esa misma, en su casa la conocen... Parece una nenita, o creo que casi lo es, y canta con un estilo a lo Julieta Venegas... mexicana y con una voz que te crees que no mata ni una mosca. Cantó bien, pero nada del otro mundo; al menos para mi.

El segundo turno le tocó a Los Amigos Invisibles. Wow, estos chicos sí que tocan de todo y arman un revolú ¡donde sea! Tocaron música en inglés y en español, mezclando canciones famosas con su propia música. Tocaron salsa, merengue, funk, y otros estilos fusionados que no sé definir. La gente se animó bastante, y los que no bailaban, brincaban y cantaban... El ambiente estaba listo y yo me preguntaba cómo cambiaría la cosa cuando llegara el italiano. Porque a quién yo quería ver era a Jovanotti, un cantante Italiano muy de moda y con un estilo ecléctico y muy funk. Yo las canciones que le conocía son las suaves, porque las escucho en la radio italiana por internet (www.radioitalia.it) y ese es el estilo de la emisora; baladas y música romántica. Pero los amigos seguían tocando y yo no veía la hora de que terminaran.

Cuando acaben estos me muevo mas al frente, me dije yo, que desde aquí no se ve tan cerca y quiero tomar fotos. Me costó, porque aunque yo no me había dado cuenta aquel lugar estaba lleno de italianos. De pronto dejé de escuchar español y me sentí en terreno desconocido. Es gracioso porque aunque estudié el italiano y lo entiendo bastante, me sentí como si estuviera colada y sin permiso entre ellos. ¿Con qué derecho estaba yo ahí? Recuerden que yo estaba sola; no tenía apoyo en esa situación. Bueno, no importa. Ya esperé todo este rato y de aquí no me muevo hasta que lo vea cantar.

Jovanotti me impresionó mucho, no solo porque canta muy bien, sino por su simpatía. Habló un poquito de español antes de comenzar a cantar, lo que me demostró que conocía su audiencia, y nos regaló un concierto lleno de energía. Brincaba y bailaba de lado a lado para que todos disfrutaran, y jugaba con los músicos dirigiendo entradas inesperadas. Las canciones que cantó eran más pesadas que las que yo conocía, pero mantuvieron la energía y el público reaccionó con él, que lo dejó todo en el escenario. Ahora sí que estaba contenta, cumplí mi misión y no me dejé intimidar por las circunstancias. Y es que pónganse en mi lugar, vi a Jovanotti, muy cerquita, y ¡de gratis!

Altin vino a buscarme casi a las 7:00 pm, hora que terminaba el concierto y, como no lo dejaron entrar, yo salí con él y terminamos de escuchar el concierto en los alrededores. Y aquí hacemos un paréntesis para decir que por el hecho de que es gratis y la capacidad es limitada no dejan entrar a nadie al Summer Stage durante los últimos 45 minutos. Ya era tarde y yo tenía bastante hambre luego de pasar todo el día bajo el sol, así que nos fuimos a cenar en nuestro restaurante japonés preferido: Sake Sushi, en Queens. Compartimos un plato de sushi de salmón, un Alaskan roll, un Clasic roll, y tomamos té verde. Todo estaba fresco y delicioso como siempre que vamos; ya hasta nos tratan con familiaridad porque vamos bien seguido. Y luego a casa porque estaba súper cansada, pero me sentí muy bien porque pude vencer mi temor y disfrutar una nueva aventura.

PD: Aquí les dejo el video de mi canción preferida: "Baciami ancora

6 comentarios:

  1. I'm gonna add a song or two of this guy to my MP3 player... I need new music de todo tipo.

    ResponderEliminar
  2. Jovanotti paso de moda en Chile a mediados de los 90's. Hasta lo creia muerto.

    ResponderEliminar
  3. Parece que está reinventándose porque suena bastante en la radio italiana estos días. Yo la verdad descubrí su música hace poco.

    ResponderEliminar
  4. amiguis...llevo dias tratando de acordarme del nombre del grupo donde cantaba Lafoucarde y hasta ahora me llegó la inspiración (yo se que en el mundo web lo podia encontrar en un instante, pero estaba tratando de ejercitar mi cerebro!)...el grupo se llamaba "Natalia y la forquetina" y no estaban nada mal. Parece que como solista le falta un poco de plante. Muy triste no haber podido ir a nuestra cita anual, pero estaba fuera de mi voluntad.

    ResponderEliminar
  5. Quisiera ser tan valiente como tu, yo sola solo voy al Mall. y porque lo prefiero asi para que no me apuren, sino tampoco

    ResponderEliminar

Ahora cuéntame tú una historia... O coméntame de la mía, me encantará leer tu opinión.