sábado, 3 de julio de 2010

El niño que hace pipí en la fuente

El Mannekin-pis de Bruselas es la escultura de un niño orinando desnudo en una fuente y que se ha convertido extrañamente en el símbolo de la ciudad. Eso es lo que dice la guía de Bruselas y por tal razón decidimos ir a ver al niñito que hace pipí en la fuente. Reproducciones del niño aparecían por todas partes en souvenirs y en las vitrinas de las tiendas así que ir en busca del Mannekin-Pis se convirtió para nosotros en una especie de juego.

Luego de visitar la galería de St. Hubert caminamos por un laberinto de calles llenas de restaurantes que mayormente venden mariscos, mejillones en salsas y paellas. Allí encontramos una de estas reproducciones haciendo pis en una copa frente a uno de los restaurantes. El anuncio era mas bien para enfatizar la cantidad de cervezas que ofrecían allí, pero me estuvo tan curioso que me detuve a tomarle una foto. Y que conste que mi opinión de la cerveza concuerda perfectamente con esta representación visual, y que para nada me animó a probarlas, pero el muñequito es famoso y le quieren sacar provecho.
De repente uno de los empleados del restaurante se acercó y nos preguntó que de dónde éramos. Yo pensé de inmediato: aquí va otro buscando convencernos a que entremos en su establecimiento a comer, como había hecho un chico marroquí minutos antes. Y no es que sea mala idea ofrecernos sus servicios, pero es que son sumamente insistentes y a veces me incomoda su persistencia. Pues resulta que ese no era el caso esta vez. Este señor reconoció a Altin como albanés y por eso nos preguntó. Como suele pasarnos últimamente a donde quiera que vamos, resultó que él también era de Tirana, la capital albanesa, y nos envolvimos en otra de esas conversaciones entre extraños que parecen conocerse de mucho tiempo. Entre albanés e inglés hablamos un ratito hasta que el hombre nos ofreció entrar a tomarnos algo. 
Aceptamos su hospitalidad porque estaba un poquito frío y era una mejor opción a seguir hablando en la calle. Allí nos tomamos un cappuccino (ah, como me gustan esos cafés en Europa) y hablamos un poco más con el hombre, que me hacia reír por las palabrotas que soltaba cuando hablaba en inglés. ¿Será que le faltaba vocabulario para expresarse en otro que no fuera su idioma? Cuando Altin pidió la cuenta el hombre no quiso cobrarnos, y aunque Altin se sorprendió yo ya me lo esperaba por las experiencias que hemos tenido con otros albaneses.
Y así seguimos nuestra búsqueda del niño que apareció por cientos en una tienda de souvenirs mostrando sus atributos en forma de saca corchos. A primera vista te parecen divertidos pero no creo que sea una buena idea aparecer con uno de estos muñequitos pervertidos como regalo, así que seguimos la búsqueda del verdadero y solo les tomamos fotos a estos por aquello de la impresión de ver tantos juntos.
Cuando lo encontramos, más que nada, lo que nos dio fueron ganas de reír. Tanto dar vueltas y vueltas por esas callecitas para encontrar la famosa y tan promocionada estatuilla y miren lo chiquita y poco impresionante que es. Pero la gente llegaba divertida a ver al niño, que esta vez estaba desnudo. Porque hay veces que lo visten con ropita y sombreros de verdad si hay alguna celebración especial ese día. Después de regresar a NYC me enteré que le hicieron una contraparte femenina. Una niña que también hace pis en otra fuente, pero que para nada es tan famosa como el Mannekin-pis.

7 comentarios:

  1. Y que esperabas??? Si es un niño haciendo pipi, tiene que ser pequeño, pero es gracioso. Pero me alegro que puedas hace esas locuras siempre... un fin de semana en el otro lado del planeta... COOL!!!

    ResponderEliminar
  2. Leyendo esta historia pensaba si al vivir la experiencia la disfrutas y luego la recuerdas o si anotas lo relevante para no olvidarlo. Me alegra que vivas, disfrutes y compartas con nosotros lo que tanta emoción te da, viajar sin parar.

    ResponderEliminar
  3. A veces tomo notas de los nombres de los lugares o restaurantes, pero la mayoría de las veces escribo de mis recuerdos. Vivencias que se quedan grabadas en mi memoria. Espero poder compartir ¡muchas más!

    ResponderEliminar
  4. O sea que no te traiste a ningun ni~ito de esos aunque fuera para ti... ;-)

    ResponderEliminar
  5. jaja No, no compré ninguno. Es que de todos modos no lo iba a usar; me conformo con las fotos.

    ResponderEliminar
  6. jajaja... que gracioso! Te acuerdas de la lista que te mencione de los 10 lugares para NO visitar? el Mannekin-pis es uno de ellos!

    http://news.travel.aol.com/2010/07/08/10-destinations-not-to-visit/

    ResponderEliminar
  7. Gracias Anabelle, ahora queda justificada mi decepción al verlo... Tanta cosa y ¡tan chiquito! jaja

    ResponderEliminar

Ahora cuéntame tú una historia... O coméntame de la mía, me encantará leer tu opinión.