martes, 11 de enero de 2011

Pasadía en Belém - la Torre de Belém

El Torre de Belém no es muy grande. Está situada en un islote justo en las orillas del Tajo y, aunque aquí se ve la arena, cuando sube la marea queda completamente rodeado por agua. Fue construido en el siglo 16, otro ejemplo de la arquitectura de estilo Manuelino, como también es el Monasterio dos Jerónimos. A mi la verdad me pareció demasiado bonito y ornamentado para ser un puesto de defensa, porque fue construido para defender la ciudad y en especial el monasterio.

Me quedó claro cuando entramos, no sólo al ver los cañones posicionados, sino también porque hay muchos agujeros en las pareces y balcones creados estratégicamente para disparar mientras se está protegido; igual tienen garitas dedicadas a la defensa.
Hasta aquí, la subida es fácil, pero esta es una torre en todo el sentido de la palabra y para subir a los siguientes pisos es una verdadera odisea. De que vale la pena, no hay duda. Sólo hay que ser pacientes con el tráfico de gente que sube y baja a la vez por una escalerita en espiral muy empinada y de peldaños pequeñitos. A ratos nos hizo gracia ir escuchando el coro de gente tan educada repitiendo sin parar: "con permiso, excuse me, pardon, desculpe, I'm sorry, it's ok, go ahead, usted primero, viene más gente..." Por eso enseguida llegábamos a un piso nos salíamos. ¿Ya les dije que hay una sola escalera en toda la torre?
―¡Oh Romeo, Romeo! ¿Por qué eres tú Romeo? ―Así comenzamos a bromear por los balcones porque realmente nos parecía todo muy pintoresco. Seguimos subiendo los pisos ―la torre tiene cinco― y aunque el cielo ya no era azul como en la mañana, la vista de Belém no nos decepcionó.

2 comentarios:

  1. BAD BAD BAD que solo hay 1 escalera. No pensaron que podían ser atrapados y que había que salir??? No pueden hacer 1 sola salida... eso NO fue inteligente pero la torre se ve linda

    ResponderEliminar
  2. Yo me sigo preguntando cómo se las arreglarían para subir y bajar durante una emergencia o un ataque. La escalera es tan incómoda que ni subiendo uno solito.

    ResponderEliminar

Ahora cuéntame tú una historia... O coméntame de la mía, me encantará leer tu opinión.