lunes, 19 de agosto de 2013

Las cascadas en Islandia

Islandia es una isla llena de recursos naturales que pueden resumirse en una palabra: agua. Tiene aguas heladas en sus glaciares, nieve y témpanos de hielo; Tiene aguas termales en manantiales y géisers; pero también tiene corrientes de agua que brotan de cualquier esquina. ¡En esta isla se ve agua por todos lados! 

Durante los días que estuvimos en Islandia pudimos visitar cuatro de estas majestuosas caídas de agua:

1. Faxi

Esta cascada, aunque no es muy alta, tiene su encanto. La puedes apreciar desde la orilla o subir, nada más y nada menos que, por ¡una escalera para peces! Una vez arriba puedes verla desde otro punto de vista, además de que subir por la escalerita es de lo más divertido. Recibe sus aguas del río Tungufljót y está localizada en el Círculo Dorado o Golden Circle de Islandia.


2. Gulfos

Esta catarata con doble caída es tan grande que se me hizo muy difícil fotografiarla completa en una sola foto. Su nombre significa cascada dorada y de hecho también está localizada en el Círculo Dorado de Islandia. Su caída total es de unos 105 pies de altura y sus aguas provienen del río Hvítá. Es muy impresionante no tan solo verla sino escucharla ya que parece rugir; y es mejor llevar alguna ropa impermeable porque el aire siempre está empapado

Hay caminos por el borde del acantilado y puedes acercarte bastante a ella, especialmente a la primera caída que es la más pequeña.




3. Skógafoss

Esta se puede ver desde la carretera e inmediatamente te das cuenta de lo imponente que se ve en comparación con el riachuelo que la recibe. No es casualidad ya que es una de las cataratas más grandes de Islandia con una caída de 200 pies. La arena allí es negra, y las montañas a su alrededor de un verde musgo –porque fuimos en otoño–, aunque sin árboles. 
De hecho esa es una de las curiosidades de Islandia, que sólo se ven árboles en la ciudad, y en las afueras tan sólo hierba o musgo. 
Según te vas acercando sientes el rocío que se levanta y, ya bastante cerquita, si está soleado, se puede ver un perfecto arcoíris, a veces doble, creado por la refracción de la luz. El agua, de más está decir, está súper fría.




4. Seljalandsfoss

Ese día también vimos otra que a primera vista parecía más pequeña pero que, al igual que Skógafoss, tiene una caída de 200 pies. Sus aguas vienen del río Seljalandsá y es una de las más fotografiadas de Islandia ya que está en un área muy pintoresca y tiene un camino que pasa por detrás de la caída de agua. 

Para cuando llegamos aquí estaba por anochecer y la poca luz dificultaba tomar buenas fotos. Aún así, se puede apreciar lo bello del lugar con el atardecer.

Espero hayan disfrutado las fotos y sobretodo que hayan sobrevivido a los intentos de pronunciar sus complicados nombres.  

2 comentarios:

  1. Precioso lugar, espero visitarlo alguna vez.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero puedas ir, te encantará. La naturaleza es increíble. :)

      Eliminar

Ahora cuéntame tú una historia... O coméntame de la mía, me encantará leer tu opinión.